ejercicio

Desmontando algunos mitos sobre el ejercicio físico

El sedentarismo y la mala dieta se han asentado entre la población por infinidad de motivos: falta de tiempo, mayor disponibilidad de alimentos procesados, aversión al deporte, etc.

Hacer la transición a una dieta equilibrada y un estilo de vida más activo es, por todo ello, más difícil.

Tampoco ayuda la proliferación de rumores sin fundamento científico extendidos por el mundo de la nutrición y el ejercicio físico. Para este artículo nos proponemos desmontar 3 mitos sobre el ejercicio físico que impiden hallar el camino hacia una mayor calidad de vida tanto física como mentalmente.

1.      Hacer ejercicio en ayunas quema más grasa

La teoría es que tu cuerpo va a tirar de tus reservas de grasa y, por ello, quemas más y pierdes más peso. Suena bien, ¿no? Pues mentira es. Porque suelen ocurrir una de cosas: o te mareas a los 10 minutos obligándote a parar o te comes un pedazo de desayuno después que suma el total de calorías que acabas de perder (crecimiento cero, vamos).

A la pregunta “¿qué hacer para perder grasa?” sólo se puede responder con “teniendo déficit calórico en la dieta”, esto es: que el total de calorías conseguidas a través de la alimentación sea inferior a las calorías quemadas con actividad física, metabolismo en reposo, actividades cotidianas, etc.

Mientras sigas comiendo más calorías de las que gastas, puedes correr en ayunas todo lo que quieras que no vas a perder masa grasa.

running ejercicio

2.      Perder grasa localizada con ejercicios específicos

Seguro que has visto (e incluso hecho) una rutina de abdominales, glúteos o piernas para “perder grasa localizada”. Y el fallo no está en hacerlo (cualquier cosa que te haga moverte y trabajar musculatura es bienvenido) sino en creer que eso hará que pierdas grasa.Para desmontar esto me remito al concepto que acabamos de explicar: el del déficit calórico. Acompaña dicha rutina de una dieta en la que la ingesta calórica sea inferior al gasto energético y perderás grasa. Eso sí, no de manera localizada sino de forma general.

3.      Hacer pesas me pondrá demasiado musculosa

¿Cómo te quedas si te digo que el entrenamiento de fuerza ayuda a perder grasa? Además de acelerar el metabolismo, contribuye a perder grasa en acción conjunta con actividad cardiovascular. La principal desventaja que encuentra mucha gente es que hacer pesas puede hacer que te crezcan mucho los músculos. Lo cierto es que para el entrenamiento de fuerza pueden trabajarse distintos objetivos: ganancia muscular, resistencia muscular, potencia, ganar fuerza máxima…

Si tu objetivo no es ganar músculo, un entrenador personal adaptará las series, intensidades y descansos para que trabajes la potencia o la resistencia. Deja los pesos pesados y la intensidad máxima para los que buscan ganar masa.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.